Todo el que ha sido o es propietario y se dispone a alquilar su casa, en alguna ocasión se ha hecho esta pregunta, ¿es posible ahorrar impuestos en el alquiler? y, ¿qué gastos me puedo deducir en un alquiler? En este artículo, responderemos tus interrogantes sobre ahorrar en impuestos en el alquiler. Sigue leyendo y conoce cuáles son todos los gastos deducibles y la reducción en el alquiler de tu casa.

rentabilizar el alquiler de una casa

Descarga la guía gratis para rentabilizar en el alquiler de tu casa

    En este sentido, es importante conocer los impuestos que hay que satisfacer a la hora de poner en alquiler tu casa y para ello hay un post donde explicamos en detalle cada impuesto en el alquiler de vivienda. A la hora de ver que rendimiento has obtenido en el alquiler de tu casa hay 2 conceptos muy importantes para ahorrar en impuestos que son: Gastos deducibles y reducciones en el alquiler.

    Los gastos deducibles en el alquiler de una vivienda son los gastos asociados al alquiler de tu casa que limitan tu beneficio efectivo y que disminuyen la cantidad resultante sobre la que tributa el IRPF (ver en detalle aquí), son los siguientes:

    • Intereses y gastos de financiación de los capitales invertidos en la adquisición o mejora de la vivienda. De forma resumida, los intereses del préstamo hipotecario, pero no el principal.
    • Intereses y gastos de financiación de los enseres cedidos con la vivienda (mobiliario, calderas, entre otros).
    • Impuestos y tasas estatales que repercutan sobre la vivienda. Aquí se incluyen el IBI, la tasa por limpieza, recogida de basuras o alumbrado y los gastos de comunidad. Se podrán incluir también los retardos, pero no así las sanciones.
    • Gastos por la formalización del arrendamiento. Es decir, lo que te cueste la agencia inmobiliaria.
    • Gastos por la defensa de carácter jurídico de la vivienda y su rendimiento.
    • Gastos de conservación y reparación. (Sólo conservación y reparación, no mejora. Es decir, si quieres cambiar unas ventanas, si pones unas similares se considera conservación y reparación, si colocas unas de mayor calidad se considera mejora y no lo puedes deducir en el alquiler, lo tienes que restar del precio de compraventa).
    • Gastos de servicios y suministros.
    • Gastos de administración, vigilancia, portería y otros servicios relacionados con la finca.
    • La amortización del inmueble y los bienes que contenga (cerca del 3% del valor de construcción por el desgaste del mismo).
    • Las primas de contratos de seguro de la vivienda.
    ahorrar impuestos en el alquiler

    Reducción alquiler vivienda habitual

    Para calcular el dinero del alquiler por el que habrá que pagar impuestos, habrá primero que sumar todos los ingresos y restar los gastos deducibles ya mencionados. A esta cantidad habrá que aplicar las reducciones que permite la Ley de IRPF, entre ellas la reducción al alquiler de vivienda habitual. 

    La reducción de un impuesto es la cantidad del beneficio que puede estar exenta de tributar una vez restados los gastos deducibles. En el caso del alquiler de casa, la reducción principal es:

    Con carácter general se podrá aplicar una reducción del 60% sobre los ingresos obtenidos en el caso de destinar el alquiler a vivienda habitual. Ejemplo:

    Si la renta que recibes del alquiler de tu vivienda son 800€ y tienes unos gastos deducibles de 400€, tendrás un beneficio de 400€ antes de aplicar las reducciones fiscales. Por tanto en el año tendrás un beneficio de: 400 x 12 = 4800€

    Como existe una reducción del 60% en caso de alquiler con uso de vivienda, la hora de hacer la declaración de la renta sólo tendrás que incluir un 40%, es decir, 1920€ y de estos sólo pagarás lo que indique tu tipo según lo que marcan las tablas de IRPF.

    Si estás pensando en poner tu casa en alquiler, contacta con nosotroscontamos con un equipo de especialistas inmobiliarios expertos en el proceso de alquiler, para ofrecerte un servicio a largo plazo y con todas las garantías. y, ¡agendemos una cita!

    ¿Quieres vender o alquiler tu casa?

    Comunícate con nosotros al teléfono 689 92 20 08 o, si prefieres, déjanos tus datos y te contactamos.

      Deja un comentario

      Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.