Si estás pensando en alquilar tu vivienda es normal que te preocupen posibles impagos del alquiler o desperfectos en tu vivienda. Por ello, la mejor opción es asegurar tu tranquilidad contratando un seguro de alquiler de vivienda. En este artículo vamos a darte todas las claves sobre estos seguros para que conozcas su cobertura y la protección que puede ofrecerte para tu casa.

rentabilizar el alquiler de una casa

Descarga la Guía para alquilar tu casa

    La cláusula que suele atraer más a los propietarios es que el seguro de impago de alquiler cubre al propietario en caso de que los inquilinos no ingresen el alquiler, cubriendo el pago de las rentas hasta un máximo que se estipula en la póliza. 

    Sin embargo, existen otras muchas coberturas que protegen los intereses del propietario ante problemas con el alquiler:

    • El seguro de alquiler de vivienda incluye servicio de abogados para reclamar al inquilino las cuotas de alquiler impagadas, antes de que exista sentencia de desahucio o condena por impago. 
    • La compañía aseguradora también lleva a cabo los trámites legales para obtener la orden y sentencia de desahucio de un inquilino moroso, así el propietario podrá disponer de su vivienda lo antes posible.
    • Estos seguros garantizan también la reclamación de los desperfectos o daños materiales que el inquilino pueda ocasionar en la vivienda. 
    • Disponen también de un servicio de asistencia jurídica para realizar consultas relacionadas con derechos y obligaciones del propietario. 
    • Las aseguradoras analizan también la solvencia financiera de los inquilinos a los que el propietario va a alquilar la vivienda.
    solvencia del inquilino

    En este sentido, lo habitual es que la aseguradora lleve a cabo un estudio de viabilidad económica del inquilino para saber si el inquilino podrá afrontar el pago de las mensualidades con la solvencia suficiente. En estos casos, normalmente se entiende que un inquilino tiene solvencia si el alquiler de la vivienda no supone más de un 40.45% de sus ingresos.

    Cómo se determina la solvencia económica de un posible inquilino

    Para realizar el análisis de solvencia, la aseguradora suele solicitar diversos documentos:

    • Si el inquilino es un trabajador por cuenta ajena se suelen pedir las dos últimas nóminas para comprobar el volumen de ingresos y la antigüedad del trabajador.
    • Si es un autónomo se suele solicitar las dos últimas declaraciones trimestrales del IVA y la declaración de IRPF más reciente.
    • Si es pensionista se solicita un justificante de su condición de pensionista y los ingresos a través, por ejemplo, de un extracto bancario.

    Además de todo esto, las aseguradoras comprueban las principales listas de morosos de España.

    Si estás pensando en alquilar tu vivienda y quieres informarte sobre seguros de alquiler de vivienda, contacta con WeGet y te ayudaremos.

    Si quieres vender o poner tu casa en alquiler, Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.

      Deja un comentario

      Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.