Negociar el precio de una casa es la cuestión que más preocupa a vendedores y compradores en una transacción inmobiliaria. La tasación de una vivienda puede ser de gran ayuda en estos casos, pero en una negociación siempre entran en juego aspectos subjetivos que son más difíciles de gestionar. Sigue leyendo porque te contamos cómo negociar el precio de una casa, cuándo bajar el precio de la vivienda y hasta cuánto se puede bajar el precio de un piso. ¡Toma nota!

ebook gastos en la compraventa

Descarga gratis la guía de gastos en la compraventa de viviendas

    Los criterios de la valoración del piso, los puntos fuertes de la vivienda, y la estrategia de negociación son los tres aspectos claves a la hora de negociar el precio de una casa de segunda mano, si eres vendedor.

    La valoración del piso

    Si has realizado la valoración del piso de forma profesional, con las metodologías inmobiliarias adecuadas, resultará sencillo lidiar con el proceso de regatear el precio de la vivienda. Esto es porque dispondrás de un informe detallado con los criterios de asignación del precio real del inmueble, y de la zona.

    Las ventajas del inmueble frente a otros

    Conocer los puntos fuertes del piso (como las vistas, una terraza, el jardín o sus altas calidades), te ayudará a incrementar hasta en 20% su valor.

    La estrategia de negociación

    Mantener un precio fijo e inflexible, o establecer un precio superior para tener un margen de rebaja, son las dos estrategias más usadas por vendedores a la hora de negociar el precio de su casa. Por tanto, es importante que definas cuál es tu postura para que logres obtener el máximo beneficio por la venta de la vivienda.

    La negociación del precio de una vivienda paso a paso

    Ahora revisemos los pasos que deben seguir las dos partes involucradas en el proceso de compraventa a la hora de negociar el precio de una casa de segunda mano.

    Si eres vendedor

    A la hora de comprar una vivienda el precio es una de las preguntas más frecuentes ya que de él dependerá en muchas ocasiones las posibilidades de comprar la casa o no. Otras preguntas frecuentes que suelen surgir y que generan incomodidad e incluso malestar a los vendedores son “¿el precio se puede negociar?” “¿Aceptarías xxx euros menos?”o “¿Hasta cuánto bajarías el precio?”.

    Ante este tipo de preguntas, lo más importante es ser asertivo y decidido en la respuesta pero manteniendo el respeto al posible comprador. Si el precio no es negociable, afírmalo desde el principio.

    Por otro lado, debes tener muy claro que quizás la persona que te está preguntando por el precio de tu vivienda no es un comprador que encaje con el perfil que tú estás buscando, bien porque su presupuesto es menor, o bien porque realmente no está interesando en la vivienda y solo está comparando precios de mercado. En este caso, no sigas ofreciendo más información a ese comprador o déjale claro que va a ser imposible llegar a un acuerdo. No pierdas el tiempo en negociaciones que no van a llegar a ningún lugar y van a desgastar tu paciencia.

    En definitiva, si eres vendedor lo más importante es que tu vivienda salga a la venta a precio de mercado. Para ello lo mejor es que recurras a profesionales que tasen tu vivienda y te ayuden a gestionar este proceso.

    Si eres comprador

    Cuando se comienza con la búsqueda de una nueva vivienda, el precio es el limitante principal a la hora de escoger el que será tu nuevo hogar. Para que la compra de tu vivienda no sea un lastre económico durante años, es crucial que fijes un presupuesto límite del que no puedas pasar bajo ninguna circunstancia. Para calcular este presupuesto límite debes calcular tu solvencia económica teniendo en cuenta tus ingresos y tus gastos y dejando un fondo de emergencias por si la situación cambia a medio plazo poder asumir algún gasto adicional.

    Comenzar la búsqueda de tu vivienda con una financiación realista que a posteriori te permita vivir sin preocupaciones es la base de conseguir una buen precio para tu nueva vivienda.

    Negociar el precio de una casa

    Cuánto se puede bajar el precio de un piso

    De acuerdo al estudio realizado por Euroval, sociedad de tasación y valoración en España, la media de rebaja en el precio de la vivienda en el último año fue de 9% del precio del total. Sin embargo, la negociación oscila entre el 5% al 10%.

    En Vitoria-Gasteiz y Granada se encontraron rebajas superiores a -20%, mientras que en Mijas fue una de las zonas donde la rebaja del precio fue menor (-2%) y en Terrassa la negociación media fue 0%.

    Ahora, otro dato a tener en cuenta es la estrategia de negociación que se dedujo en el estudio: El primer valor de la vivienda tendía a superar lo que marca el mercado.

    Cuándo bajar el precio de la vivienda

    Existen motivos en el inmueble como en sus alrededores que ameritan la negociación en el precio del inmueble. Revisemos los motivos más comunes:

    Bajar el precio de la vivienda por motivos propios del inmueble

    • Si la calificación energética es baja.
    • En caso el inmueble necesite mantenimiento, reformas o mejoras.
    • Si está alejado de medios de transportes o servicios.
    • Si no cuenta con ascensor, garaje y trastero.

    Bajar el precio de un piso por motivos externos al inmueble

    En concreto, la situación o cambios en las tendencias del mercado inmobiliario, así como reformas fiscales (cambios en el IVA, desgravaciones fiscales u otra medida que pueda tomar el Gobierno respecto a la vivienda) pueden impactar en el precio de la vivienda.

    Confiar en la ayuda de profesionales para que gestionen la negociación del precio de la vivienda es la decisión más adecuada para ti. Contacta con nosotros y te acompañamos en el proceso de compraventa.

    ¿Quieres vender o alquilar una casa?

    Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.

      Deja un comentario

      Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.