Negociar el precio de una casa es la cuestión que más preocupa a vendedores y compradores en una transacción inmobiliaria. La tasación de una vivienda puede ser de gran ayuda en estos casos pero en una negociación siempre entran en juego aspectos subjetivos que son más difíciles de gestionar.

Negociar el precio de una casa

A la hora de comprar una vivienda el precio es una de las preguntas más frecuentes ya que de él dependerá en muchas ocasiones las posibilidades de comprar la casa o no. Otras preguntas frecuentes que suelen surgir y que generan incomodidad e incluso malestar a los vendedores son “¿el precio se puede negociar?” “¿Aceptarías xxx euros menos?”o “¿Hasta cuánto bajarías el precio?”.

Ante este tipo de preguntas, lo más importante es ser asertivo y decidido en la respuesta pero manteniendo el respeto al posible comprador. Si el precio no es negociable, afírmalo desde el principio.

Por otro lado, debes tener muy claro que quizás la persona que te está preguntando por el precio de tu vivienda no es un comprador que encaje con el perfil que tú estás buscando, bien porque su presupuesto es menor, o bien porque realmente no está interesando en la vivienda y solo está comparando precios de mercado. En este caso, no sigas ofreciendo más información a ese comprador o déjale claro que va a ser imposible llegar a un acuerdo. No pierdas el tiempo en negociaciones que no van a llegar a ningún lugar y van a desgastar tu paciencia.

En definitiva, si eres vendedor lo más importante es que tu vivienda salga a la venta a precio de mercado. Para ello lo mejor es que recurras a profesionales que tasen tu vivienda y te ayuden a gestionar este proceso.

Negociar el precio de una casa paso a paso, si eres comprador

Cuando se comienza con la búsqueda de una nueva vivienda, el precio es el limitante principal a la hora de escoger el que será tu nuevo hogar. Para que la compra de tu vivienda no sea un lastre económico durante años, es crucial que fijes un presupuesto límite del que no puedas pasar bajo ninguna circunstancia. Para calcular este presupuesto límite debes calcular tu solvencia económica teniendo en cuenta tus ingresos y tus gastos y dejando un fondo de emergencias por si la situación cambia a medio plazo poder asumir algún gasto adicional.

Comenzar la búsqueda de tu vivienda con una financiación realista que a posteriori te permita vivir sin preocupaciones es la base de conseguir una buen precio para tu nueva vivienda.

Confiar en la ayuda de profesionales para que gestionen y te ayuden a calcular la financiación más adecuada para tí facilitará mucho el proceso y lo hará mucho menos frustrante. Contacta con nosotros y te acompañamos.

¿Quieres vender o alquilar una casa?

Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.

    Deja un comentario

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.