Para realizar la compra de una casa, como mínimo necesitas el 20% del valor de la casa, ya que las hipotecas bancarias solo suelen cubrir el 80% del valor de tasación. Además, necesitarás un 10% adicional para los gastos e impuestos de la transacción. Por ello, la falta de ahorros a la hora de comprar una vivienda, es una de las preocupaciones más habituales. En este post vamos a contarte cómo comprar una casa sin ahorros. 

ebook gastos en la compraventa

Descarga la guía gratis sobre Gastos en la compraventa de una vivienda

    En este sentido, existen varias opciones para acceder a la compra de una vivienda sin ahorros. El único problema, es que por lo general, todas estas opciones ralentizan el proceso de compra ya que no se puede obtener la vivienda de forma inmediata. 

    Con esta opción, el comprador accede a la vivienda a través de un alquiler, es decir, una renta mensual por habitual la vivienda. La diferencia con un alquiler ordinario es que esta renta mensual amortiza el precio final de la vivienda y transcurrido el tiempo estipulado por contrato, se puede acceder a su compra. 

    Es cierto que esta opción supone un ahorro inicial, aún así es necesario desembolsar un 10% del precio de la vivienda como prima de opción de compra.

    Comprar una vivienda al banco

    Los bancos suelen tener ofertas de venta de viviendas que afectan a las condiciones de acceso, incluyendo hipotecas del 100% que cubren el precio total de la vivienda. 

    alquiler con opción a compra

    Comprar vivienda sobre plano

    Si puedes esperar más tiempo para mudarte a tu nueva casa comprar una vivienda sobre plano es una buena opción ya que el precio de la vivienda se reduce si la compras antes de que se construya y para reservarla solo hay que pagar un 10% de su valor, por lo que la necesidad de dinero ahorrado se reduce. 

    Cuando la vivienda se construya y te entreguen las llaves, tendrás que pagar el resto del valor de la vivienda o pedir una hipoteca.

    Comprar a plazos al vendedor

    Esta es una opción menos habitual pero si logras llegar a un acuerdo con el vendedor para establecer el pago de la vivienda a plazos conseguirás ahorrar el dinero de la entrada. Para ello, se deberá firmar un contrato en el que se estipulen el número de cuotas y la cantidad de cada una de ellas, así como las penalizaciones por incumplimiento de pago. 

    Conseguir un aval

    Generalmente, los bancos permiten acceder a una hipoteca al 100% si obtiene garantías en caso de impago, la garantía más habitual es el avalista, es decir, una persona con solvencia económica que acceda a firmar la responsabilidad de la hipoteca en caso de impago. Si tienes esta posibilidad, con tus padres o algún familiar, puede ser también una opción.

    Si estás buscando una nueva vivienda y no encuentras la opción de pago que mejor se ajusta a tus necesidades, contacta con nosotros y nuestro equipo de asesores te ayudará. 

    ¿Quieres vender o alquilar una casa?

    Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.

      Deja un comentario

      Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.