Si has vendido o comprado una vivienda alguna vez, o estás ahora en el proceso de venta de tu vivienda, seguro que has oído o te suena ese concepto que todo el mundo habla en una compraventa que es el contrato de arras, pero ¿Sabes qué son las arras de un contrato? Sigue leyendo y conoce todo lo que debes saber sobre las arras de un contrato.

Tipos de arras de un contrato

El contrato de arras es un tipo de contrato legal que sirve para afianzar una operación de compraventa entre partes (comprador y vendedor) antes de que se haga efectiva la compraventa.

Es importante destacar que existen 3 tipos de arras, que son las arras penitenciales, las confirmatorias y la penitenciarias y difieren unas de otras principalmente en el tipo de penalización y la vinculación de las mismas. En el caso de la compraventa, las arras que vamos a utilizar son las arras penitenciales (si quieres saber más sobre los distintos tipos de arras contacta con nosotros y te derivaremos a nuestro equipo de abogados experto en materia legal inmobiliaria, conoce más sobre nuestros servicios en nuestra sección plan de precios a la carta).

Las arras penitenciales vienen definidas en el artículo 1454 del código civil, donde dice textualmente:

“Si hubiese mediado arras o señal en el contrato de compra y venta, podrá rescindirse el contrato allanándose el comprador a perderlas, o el vendedor a devolverlas duplicadas.”

Lo que quieres decir que una vez realizado un contrato de arras penitenciales, ambas partes pueden rescindir o no cumplir el contrato, pero en ese caso, si es la parte compradora la que no cumple el contrato perderá la cantidad entregada como arras y si es la parte vendedora la que no lo cumple esta tendrá que devolver el doble de la cantidad recibida, ya que una de las cantidades recibidas no es más que la devolución que le entregó el comprador y en ese caso no tendría penalización ninguna.

Ejemplo: Compramos vivienda por 350.000€. Con una cantidad de 30.000€ como arras.

  • Caso A: El comprador no cumple el contrato. Por tanto, pierde las arras, es decir, los 30.000€ que ha entregado en el contrato.
  • Caso B: Es el vendedor quien decide no cumplir el contrato. En este caso, el vendedor tiene que devolver 60.000 euros al comprador, los 30.000€ que le entregó el comprador más 30.000€ de penalización.

Esto es lo que marca el código civil en cuanto a las arras de un contrato. Este es un tema de vital importancia cuando estamos haciendo una operación de compraventa. Si tienes más dudas sobre el tema, contacta con nosotros y nuestro equipo de abogados y especialistas inmobiliarios resolverán tantas dudas como puedas tener.

Si hay algún tema que quieras que tratemos dentro del sector inmobiliario, déjanos un comentario y nos pondremos manos a la obra.

¿Quieres vender o alquilar una casa?

Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.

    Deja un comentario

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.