Si has vendido o comprado una vivienda alguna vez, o estás ahora en el proceso de compra de tu vivienda, seguro que has tenido que lidiar con el contrato de arras. Hoy te contamos cómo se hace un contrato de arras de la mano de nuestro equipo de expertos inmobiliarios.

¿Qué es el contrato de arras?

El contrato de arras es un tipo de contrato legal que sirve para afianzar una operación de compraventa entre partes (comprador y vendedor) antes de que se haga efectiva la compra de la vivienda. El contrato de arras se basa en una figura legal que da nombre al contrato, “las arras”. En el caso de la compraventa, las arras más utilizadas son las arras penitenciales.

Partes fundamentales del contrato de arras

Un contrato de arras es un tipo de contrato que sirve para llevar a cabo un acuerdo entre 2 partes para ejecutar una compraventa futura, donde se responde a 5 cuestiones principales.

  • Quién compra
  • Quién vende
  • Qué se compra
  • Por cuanto se compra
  • Cuando se compra

¿Quién compra?

Hay que definir que persona o personas son las que compran la propiedad y en qué figura lo hacen. Por ejemplo: Un matrimonio que está en régimen de gananciales y compra la vivienda mediante una compraventa comprarán ésta con carácter ganancial, según título de compraventa y en proindiviso.  Si por el contrario, no fuera una compraventa sino una herencia, puede adquirirse la vivienda por adjudicación de herencia.

Es importante recalcar en este punto que todos los futuros compradores deben estar presentes en la firma del contrato de arras y firmar, salvo que se haga un poder notarial a alguno de los comparecientes en su nombre.

¿Quién vende?

Los vendedores de una vivienda son los propietarios de la misma. En este caso es esencial que si vas a comprar una vivienda comparezcan todos los propietarios a firmar el contrato, ya que en caso contrario no tendrá validez.

¿Qué se compra?

En un contrato se define una finca que será el objeto del contrato. La finca es la vivienda y la vivienda tiene que estar perfectamente definida en el contrato mediante sus datos registrales (vienen en la nota simple), la Referencia Catastral o el IDUFIR o Código Registral Único. Estos 3 conceptos son las 3 principales formas de definir una vivienda, es decir algo parecido al DNI, el pasaporte y carnet de conducir de una persona pero referido a una vivienda.

En este punto es esencial definir bien todo lo que se compra, ya que por ejemplo no es lo mismo que solo se compre la vivienda o con una plaza de garaje, en el caso de vivienda con plaza de garaje hay que prestar mucha atención que ambos inmuebles estén descritos en el contrato para no llevarse grandes disgustos después.

¿Por cuánto se compra?

Un punto muy importante, ya que en muchas ocasiones es el que más nos fijamos, es el precio de la compra. Pues bien, este punto no hay que definir, únicamente, que cantidad se va a pagar por la compra de la vivienda, sino que también es muy importante definir que cantidades se van a pagar en cada paso del proceso de compra (reserva, arras y firma ante notario) y como se van a realizar esos pagos(mediante transferencia o por cheque bancario).

¿Cuándo se compra?

Este punto tiene especial importancia, ya que en muchas ocasiones se presta toda la atención al precio de la compraventa y se deja de lado fijar unos plazos coherentes para poder llevarla a cabo en el tiempo. Es importante recalcar que las arras penitenciales de un contrato afectan tanto a no cumplir con el precio como con los plazos de la compraventa, por lo que en el caso que tengas que vender tu casa para comprar o vas a solicitar hipoteca, tienes que prestar especial importancia a definir un plazo coherente para poder ejecutar la compra sin presiones que puedan poner en riesgo la operación.

Cláusulas extra de un contrato de arras

Los 5 puntos que hemos visto, son los 5 puntos que no pueden faltar en un contrato de arras para que tenga validez legal. Pero luego existen otras cláusulas que es importante definir para que el contrato de arras este completamente atado. Estas son:

  • Definir quien paga los gastos de la compraventa
  • Definir que mobiliario y material de la vivienda se queda
  • Definir como va a ser el pago de la comunidad y tasas
  • Definir quien paga el IBI
  • Definir si la vivienda se transmite libre de cargas o se subroga alguna carga (una hipoteca por ejemplo)

Estos son los elementos principales que hay que definir para hacer un contrato de arras que asegure la compra de una vivienda. Nosotros desde WeGet Inmobiliaria siempre recomendamos en este paso contar con el asesoramiento de un profesional en la materia y un abogado o un equipo inmobiliario puede facilitar mucho la labor y evitar futuros quebraderos de cabeza.

En WeGet contamos con ambas cosas, tanto un equipo de abogados como expertos inmobiliarios con una dilatada carrera en el ámbito de los contratos. Además, te brindamos un contrato tipo de arras para que puedas firmar la compra o venta de tu vivienda con total seguridad y con todas las garantías.

Si hay algún tema que quieras que tratemos dentro del sector inmobiliario déjanos un comentario y nos pondremos manos a la obra.

¿Quieres vender o alquilar una casa?

Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.

    Deja un comentario

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.