¿Tus puertas necesitan reparación? ¿Quieres retocarlas y no sabes cómo? Si bien puedes llevarla al taller, también puedes hacerlo directamente en casa (y tardar un poco más). Te compartimos 3 pasos que sí o sí debes seguir para dar darle mantenimiento a las puertas ¡Hora de la reparación en casa!

  • Si las puertas tienen algún tipo de desperfecto, lo más habitual si son las que se pusieron de origen y ya llevas tiempo con ellas, habrá que repararlas antes de proceder a la pintura o al lacado. Según el desperfecto, el arreglo puede suponer entre 20 y 80 euros.

  • Lacado: lacarlas supone realizar un lijado (que hace que los productos posteriores agarren con más facilidad), aplicar una capa de imprimación y posteriormente, dos manos de laca, dejando tiempo de secado entre ellas. Finalmente, se le da un acabado en mate o en brillo. El resultado será una puerta de superficie lisa y sin imperfecciones. Como nueva.
  • Pintarlas: es un proceso más sencillo que el anterior, aunque el acabado final es más rugoso y con menos brillo. Es un trabajo que puede realizarse perfectamente en casa. Hay que lijar la puerta, darle una capa de imprimación y luego un esmalte sintético que puede aplicarse con brocha, rodillo (es lo más habitual) o pistola.
  • Ojo, que si la puerta lleva molduras, el precio de un proceso u otro se incrementa. También será más caro si la puerta lleva cristales.

Extraído de Idealista.com. Si necesitas una reparación en casa, no dudéis en contactar con nosotros. En WeGet contamos con una red de colaboradores listos para ayudarte ¡Nos encargamos de todo!

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.