Las caídas en el precio de la vivienda ya son generalizadas. Así lo constata la tasadora Tinsa, que en su última estadística —’Tinsa IMIE general y grandes mercados’—, correspondiente al mes de septiembre, ha detectado cómo la vivienda ha intensificado en el último mes el descenso en el precio medio respecto a los niveles de hace un año, tras un mes de agosto caracterizado por la estabilidad en la mayoría de los grupos geográficos.

Además, según los datos de esta tasadora, en toda España, los precios han caído en toda España desde el mes de marzo, cuando se decretó el estado de alarma, tal y como se puede apreciar en la tabla inferior.

-Los datos evidencian el inicio de un cambio de tendencia a consecuencia de la actual coyuntura de incertidumbre y debilitamiento de la demanda-.

Según su estadística, las capitales y grandes ciudades se abarataron un 0,6% interanual en septiembre, hasta los 1.610 puntos, lo que representa la primera caída anual desde agosto de 2016. También el índice general (-2,2%) registró el primer descenso interanual significativo en los últimos cuatro años, tras el ligero ajuste del 0,03% observado en la estadística del pasado mes de julio.

“Los datos de septiembre confirman la línea descendente de valores durante los últimos meses, evidenciando el inicio de un cambio de tendencia a consecuencia de la actual coyuntura de incertidumbre y debilitamiento de la demanda”, explica Rafael Gil, director del Servicio de Estudios de Tinsa.

Tal y como reflejó la estadística ‘IMIE mercados locales’, publicada el 30 de septiembre, este ajuste explica que el precio medio en el tercer trimestre de 2020 se redujera en tasa interanual por primera vez en cinco años.

La contabilización de los datos definitivos del mes de septiembre sitúa la caída interanual en España en el tercer trimestre en el -0,5%. Los descensos registrados en septiembre tanto en el índice nacional como en las capitales y grandes ciudades son inferiores al del resto de grupos geográficos. En las áreas metropolitanas, la caída en tasa interanual alcanza el 2,5% en septiembre; un 3,3 % en la costa mediterránea, y un 3,8% tanto en Baleares y Canarias como en los municipios más pequeños de interior, agrupados en la categoría ‘resto de municipios’.

Caídas del 10% en dos años

Los datos, al menos lo de Tinsa, comienzan a reflejar las primeras caídas que ya anticipaban los expertos y que, tal y como adelantó Bankinter en su último informe inmobiliario, pueden ser algo más intensas de lo inicialmente previsto, especialmente en zonas ‘prime’ de grandes ciudades, donde se podría superar el 10% de caída acumulada entre 2020 y 2021, a pesar de que los expertos llevan meses asegurando que serán las mejores ubicaciones las que mejor aguantarán el golpe de la crisis.

Bankinter, sin embargo, se ha visto obligado a revisar sus previsiones ante un empeoramiento de las perspectivas económicas. Así, por ejemplo, estima una contracción del PIB de entre 12,2% y 14,0% en 2020 (vs. -7,1% anterior) y una recuperación de entre 9,6% y 4,4% en 2021 (vs. 2,3% anterior). Además, esto podría tener un mayor coste en términos de empleo, al menos a corto plazo, llevando a tasas de paro de entre el 22,4%/24,0% en 2020 y 15,3%/20,0% en 2021 (vs. 20,1% y 19,1% anterior). Todo lo anterior ha llevado a la entidad naranja a estimar un impacto acumulado de precios superior al 9% (-4% en 2020 y -5% en 2021), frente al 6% previsto anteriormente.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.