Las necesidades de mayor espacio de las familias que quedaron patentes en los primeros meses de confinamiento han dado paso a un récord en la venta de chalets en España.

Según los datos de los Registradores de la Propiedad expuestos en el portal inmobiliario idealista.com, el 20,4% de las viviendas que se vendieron en el tercer trimestre del año fueron unifamiliares, mientras que el resto fueron pisos. En ambos casos son números inéditos, ya que los chalets nunca habían supuesto una de cada cinco transacciones en España. Por ejemplo, en verano de 2012 suponían en torno al 15%, mientras que en 2019 protagonizaron el 19,1% de las operaciones de compraventa. Un peso que se ha mantenido estable a lo largo de los últimos 12 meses, según los registradores.

“Con respecto al trimestre precedente se ha registrado un incremento en el peso de compraventas de vivienda unifamiliar de 1,94 puntos porcentuales, con el correspondiente descenso en el peso de pisos. Estos resultados suponen que el peso de la vivienda unifamiliar haya registrado el máximo de la serie histórica y el peso de vivienda colectiva su mínimo histórico. En consecuencia, la evolución de resultados muestra una intensificación de la preferencia por la modalidad de vivienda unifamiliar, normalmente con mayor superficie media y espacios abiertos (terrazas y jardines)”, aclaran los Registradores, cuyos datos vienen a confirmar el interés de los compradores por cambiar de vivienda en busca de espacios más amplios y zonas exteriores.

Si miramos los datos por CCAA, descubrimos que las cinco que lideran las ventas de chalets son en el tercer trimestre Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Andalucía, mientras que el País Vasco es la región con el peso más bajo respecto al total de transacciones.

En concreto, una de cada tres viviendas vendidas en verano en Castilla-La Mancha han sido unifamiliares, mientras que en Extremadura han supuesto casi un 28% y en Castilla y León, un 26,5%. Le siguen Comunidad Valenciana, con un 23,7%, y Andalucía, con un 22,6%. Por encima de la media nacional también están Murcia y Navarra (20,8% en ambos casos).

Al otro lado de la tabla se encuentra el País Vasco, donde los chalets ni siquiera han supuesto el 5% de las transacciones de viviendas durante el tercer trimestre. Asturias, La Rioja y Madrid también están por debajo del promedio, con menos de un 15% sobre el total.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.