En ocasiones pasamos por momentos económicamente difíciles y tenemos que tomar decisiones importantes que nos ayuden a recuperar nuestra estabilidad económica, como puede ser vender un inmueble embargado. Esta posibilidad no suele ser de las más habituales afortunadamente, por ello, llegado el momento suscita muchas dudas entre los vendedores. En este artículo vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre vender inmueble embargado.

vender inmueble embargado

En primer lugar es importante conocer en qué consiste el proceso de embargo, incluyendo los costes del procedimiento.

El proceso de embargo no es rápido. Cuando el banco detecta que una persona no puede asumir la hipoteca de su casa inicia los trámites, dando al propietario unos meses de prórroga para ratificar si puede o no reunir el dinero que debe. Esta prórroga suele alargarse unos 5 meses y se conoce como novación de la hipoteca.

Una vez ha finalizado la novación sin que el propietario haya saldado la deuda, el banco presenta una demanda judicial. Esta demanda se inscribe en el Registro de la Propiedad, dejando constancia de las cargas del inmueble. La única manera de que la demanda se retire es que el propietario liquide la deuda pendiente y lo justifique de nuevo en el Registro de la Propiedad.

En el caso de no poder liquidar la deuda, la demanda se hará efectiva a los cuatro años, desde la fecha de inscripción o desde la prórroga, en caso de pedirla.

Otra cuestión que debes tener en cuenta es que antes de embargar tu vivienda, el banco intentará cobrar tu deuda por otras vías, como congelar tu cuenta bancaria, tu nómina u otras viviendas o bienes.

pasos para vender una casa

Descarga la guía del vendedor

    Y si decido vender inmueble embargado, ¿qué pasa con la deuda?

    Una de los principales aspectos a tener en cuenta, es que una casa embargada se devalúa, por ello el precio de venta suele ser más ajustado.

    Una vez hayas vendido tu vivienda, deberás hacerte cargo de tu deuda, es decir, el pago de la hipoteca a deber, más los gastos del Registro para eliminar la anotación de embargo. Por lo que es importante que calcules estos gastos para fijar tu precio de venta mínimo y poder asumirlos sin problemas.

    Existe la posibilidad de que llegues a un acuerdo con el comprador mediante el cual, es él quién se hace cargo de esas deudas y te entrega a ti el sobrante del precio, en caso de que el precio de venta sea mayor al de las deudas.

    Si, por el contrario, decides recibir el dinero y saldar la deuda a posteriori, deberás entregar al comprador un documento que acredite el pago de dicha deuda, la Nota Simple Registral limpia.

    El proceso de vender una casa embargada es en ocasiones tedioso ya que entran en juego muchos factores personales que pueden convertirlo en un procedimiento complicado. Por ello, lo mejor es que acudas a profesionales inmobiliarios que te ayuden a gestionarlo, a fijar el precio más beneficioso para ambas partes y gestionar el proceso de liquidación de la deuda.

    Contacta con nosotros y nuestros agentes inmobiliarios especializados te acompañarán y guiarán en todo este proceso. 

    ¿Quieres vender o alquilar una casa?

    Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.

      Deja un comentario

      Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.