El registro de la propiedad es un procedimiento que permite dar legalidad a la propiedad de un bien inmueble. Su tramitación conlleva un proceso realmente sencillo, considerando los beneficios que se obtienen al realizarlo. A continuación, veremos los pormenores del registro de propiedad y explicaremos por qué es importante.

registro de la propiedad

En primer lugar, cabe destacar que el registro de propiedad es un procedimiento voluntario, es decir, ningún propietario de un inmueble está obligado a hacerlo. Sin embargo, quizá sea necesario tramitarlo para cumplir con algún requisito legal, pero sin que haya una obligación implícita. Por ejemplo, para poder acceder a un préstamo hipotecario, suele requerirse que el inmueble esté inscrito en el registro de propiedad. Le corresponde al propietario decidir si continuará con el procedimiento para cumplir con el requisito, o si renuncia al derecho de hipoteca.

Con esta idea en mente, cabe preguntarse por qué se debería registrar una propiedad si no es un procedimiento obligatorio. Pues bien, el primer beneficio es que se reconoce de forma oficial al propietario como el dueño del inmueble. Esto, al mismo tiempo, le proporciona garantías legales que evitan el reclamo fraudulento de la propiedad por parte de terceros.

Adicionalmente, en caso que quieras vender o hipotecar el inmueble, será más fácil realizar el procedimiento implicado si la propiedad está registrada oficialmente. A este respecto, cabe destacar que para vender un inmueble no es necesario que esté inscrito en el registro de la propiedad. Sin embargo, debido a la garantía jurídica que aporta, es más fácil realizar la venta puesto que le ofrece al comprador mayor seguridad en el proceso de compraventa.

Por otro lado, como mencionamos anteriormente, para poder hipotecar el inmueble es necesario inscribirlo en el registro de propiedad. Con esta idea en mente, cabe destacar que, aunque es cierto que registrarlo es un acto totalmente voluntario, tiene como resultado renunciar a algunos derechos legales en caso que no se realice. En realidad es un acto voluntario que aporta beneficios y que puede generar consecuencias negativas si no se tramita.

Cómo inscribir un inmueble en el registro de propiedad.

El proceso de registro de la propiedad es realmente sencillo. De hecho, solamente se requieren los siguientes tres documentos para inscribir el inmueble de forma satisfactoria:

 

Cabe destacar que el procedimiento de registro únicamente se puede realizar en la oficina correspondiente de acuerdo a la ubicación del inmueble. Por eso, ya que tengas en tus manos los documentos antes mencionados, es importante que ubiques la oficina en la que deberás realizar el trámite.

Después que hayas presentado los documentos, obtendrás una respuesta en un plazo máximo de 15 días hábiles. A consecuencia del proceso, pueden ocurrir dos escenarios. El primero es que el registro se finalice adecuadamente, por lo que se recibe la notificación de la entidad pertinente sobre su inscripción. Por otro lado, si se encuentra alguna anomalía en uno de los documentos presentados, se le notificará al propietario para que realice las correcciones pertinentes.

Aunque tú mismo puedes realizar el trámite de inscripción del inmueble en el registro de la propiedad, también es posible contratar a un especialista en derecho inmobiliario para que lo haga en nuestra representación. Si vives en la capital española, te vendrían bien los servicios de un abogado inmobiliario en Madrid, pues son especialistas en el tema. De esta forma, garantizas que se finalice el proceso sin ningún contratiempo.

¿Quieres vender o alquilar una casa?

Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.

    Deja un comentario

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.