Vivir de alquiler garantiza al inquilino una serie de derechos aunque la propiedad de la vivienda no sea suya, ya que la ley le protege durante todo el tiempo que dure el contrato de alquiler. En este sentido, vamos a contarte todos los derechos que tiene un inquilino en este artículo.

rentabilizar el alquiler de una casa

Descarga la guía gratis para rentabilizar el alquiler de tu casa

    Estos son los 7 derechos que tiene un arrendatario. Toma nota y si tu casero infringe alguno, puedes tomar acciones legales:

    El casero no puede entrar en la vivienda sin tu consentimiento

    Durante el tiempo que el contrato de alquiler se mantenga vigente el propietario de la vivienda no puede entrar en la misma sin el consentimiento del inquilino. De hacerlo, podría ser incluso denunciable ya que vulnera el artículo 18 de la Constitución que dice que el domicilio es inviolable.

    De hecho, ni siquiera aunque el inquilino tenga impagos de mensualidades el propietario tiene derecho a entrar en la vivienda.

    El casero debe prorrogar el contrato hasta el tercer año

    El contrato de alquiler suele firmarse inicialmente por un año, el inquilino puede pedir su prórroga al menos durante tres años.

    Existe una sola excepción en este caso, y es que el propietario necesite, y comunique con un mes de antelación, como mínimo, que necesita la vivienda para usarla él mismo, un familiar de primer grado de consanguinidad o un cónyuge tras una sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

    El casero debe aceptar que el inquilino rescinda el contrato pasados seis meses

    A pesar de que el contrato suele firmarse durante un año, el inquilino puede marcharse sin ninguna penalización pasados seis meses desde la firma. Esto se debe a la última reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos. El único requisito es que debe comunicárselo al propietario con una antelación mínima de 30 días.

    Qué derechos tiene un inquilino

    Las reparaciones corren a cargo del casero

    Si se estropea la caldera, la puerta, una tubería o un electrodoméstico, las reparaciones corren siempre a cargo del propietario, siempre y cuando el problema no haya sido causado por un mal uso de la vivienda o los bienes que se encuentran dentro por parte del inquilino.

    Si la vivienda se vende, el inquilino tiene preferencia para comprarla

    El inquilino siempre tendrá preferencia para comprar la vivienda frente a terceros, en el caso de que el propietario ponga la casa en venta. Este derecho puede revocarse si se excluye por contrato en el momento del arrendamiento.

    El inquilino puede exigir el recibo del pago de la renta

    El dueño de la vivienda debe pagar la renta correspondiente al pago que el inquilino hace mes a mes por el alquiler. El artículo 17 de la Ley de Arrendamientos Urbanos dice que el inquilino puede exigir el recibo de este pago para evitar posibles problemas posteriores con hacienda.

    El casero debe devolver la fianza al inquilino

    El dueño de la vivienda siempre debe devolver la fianza al inquilino cuando finalice el contrato si el inmueble está en buenas condiciones y el arrendatario está al corriente de los pagos. Incluso si el casero no devuelve el dinero en el plazo de un mes desde que el arrendatario devolvió las llaves, se pueden pedir intereses por demora, unos intereses que ascienden a un 3% de la cantidad.

    ¿Tienes más dudas? Contacta con nosotros y seas arrendatario o arrendador te acompañaremos en todo tu proceso de alquiler.

    ¿Quieres vender o alquilar una casa?

    Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.

      Deja un comentario

      Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.