¿Acabas de mudarte? En este post te contamos 3 cosas que debes hacer una vez que hayas terminado la mudanza a un piso de alquiler, para que puedas quitártelas de encima lo más pronto y disfrutes tu estadía como inquilino en tu nuevo hogar.

1.- Actualiza tu nueva dirección

En principio, debes darte de baja a todos los servicios municipales que registren tu anterior dirección, y actualizarlos por tu nueva ubicación. Además, notifica el cambio a las administraciones públicas, a las compañías de luz, agua, teléfono, internet o cualquier otra organización o institución en la que estés registrado.

Recuerda que es muy importante tener actualizada tu dirección en todos tus documentos oficiales como DNI, pasaporte, carné de conducir. Apúntatelo como prioridad porque es obligatorio.

2.- Empadrónate en tu nuevo piso

Actualiza tus datos del padrón para acceder a un centro de salud cercano a tu nueva ubicación, así como matricular a tus hijos en un colegio próximo a tu hogar, gestionar servicios de luz, gas, teléfono, etcétera; votar en las elecciones de tu zona, o para pedir ayudas sociales al ayuntamiento. En muchas ocasiones lo dejamos pasar, pero tiene múltiples funciones. Encuentra más información sobre el empadronamiento aquí.

3.- ¿Quieres reformar?

Si quieres hacer reformas, comunícate con el propietario para que te dé autorización expresa para hacer cambios. Es importante precisar que existen 3 supuestos de acuerdo al tipo de obra que viene bien repasarlas ahora:

  • Obras de conservación: Son aquellas necesarias para conservar el inmueble en condiciones para vivir. Lo asume el propietario, a menos que el deterioro lo haya causado el inquilino. Conoce quien paga las reparaciones en un piso de alquiler.
  • Obras de mejora: Son aquellas que se realizan por salubridad o comodidad de los ocupantes. Lo asume el propietario, quien deberá comunicar con al menos 3 meses de antelación, indicando el objetivo de la obra, la duración, y cuánto le va a costar.
  • Obras a solicitud del inquilino: Son aquellas que pueden modifican la estructura de la vivienda, y es imperativo comunicárselo al propietario, quien tendrá que dar su autorización expresa y por escrito antes de empezar debido a que, es causal de término de contrato de alquiler. Recuerda que el propietario podría exigir la reposición de las cosas en el estado que estaban, en caso hagas cualquier cambio sin permiso. Por tanto, la comunicación es importante.

Esperamos que estas 3 cosas te ayuden a identificar lo que debes hacer al mudarte a un piso de alquiler. Si estás en búsqueda de un piso para alquilar, échale un vistazo a nuestro catálogo.

¿Quieres vender o alquiler tu casa?

Comunícate con nosotros al teléfono 689 92 20 08 o, si prefieres, déjanos tus datos y te contactamos.

    Deja un comentario

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.