Hacienda somos todos, pero en cada caso la responsabilidad de los impuestos recae sobre personas jurídicas diferentes. En este post vamos a analizar los impuestos que debe pagar un propietario a la hora de vender una casa.

Los impuestos que se deben pagar al vender un piso no sólo van destinados a las arcas nacionales sino que existen también impuestos locales que cada Ayuntamiento exige al firmar un contrato de compraventa de vivienda.

Los impuestos que exige un estado a la hora de vender una casa son:

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): sobre la declaración de la renta también se debe reflejar la venta de una vivienda y obviamente está sujeta a impuestos. La cantidad del impuesto se calcula sobre la diferencia del precio de compra de la vivienda en el momento en el que la adquiriste y el precio de venta actual. En este sentido, si la vendes por más dinero de lo que la compraste, tendrás que pagar impuestos en tu declaración de la renta.

Impuesto por Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IVTNU): Este impuesto también se conoce como plusvalía municipal. Hace muy poco que el estado la acaba de anular aunque todavía no se ha publicado la sentencia. La anulación es con carácter no retroactivo, por lo que todo aquel que venda una casa a partir de que salga la sentencia ya no deberá pagarla.

Impuestos al vender una casa que debe pagar el comprador

Los impuestos exigidos por los Ayuntamientos y que suelen recaer sobre el comprador son:

Impuesto de transmisiones Patrimoniales (ITP): Este impuesto lo paga el comprador al adquirir una vivienda, es un impuesto autonómico, que en el caso de Madrid asciende a un 6% del valor de la vivienda.

Otros impuestos

Existen otros impuestos relacionados con la propiedad de una vivienda, que no se pagan en el momento de compraventa pero deben tener en cuenta a la hora de calcular los gastos y también en lo referente a estar al día de todos los pagos si estás pensando en vender tu casa:

Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI): este impuesto se calcula sobre un porcentaje del valor catastral de la vivienda. Puede variar según la ubicación del inmueble y debe pagarlo siempre el propietario del inmueble a 1 de enero, por lo que si vendes tu piso debes tener en cuenta que este impuesto todavía recae sobre ti hasta el siguiente ejercicio. Es un impuesto que lo paga el propietario de la vivienda de forma anual.

Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO): este impuesto lo exige el Ayuntamiento cuando otorga licencias de obras, por lo que tampoco debe pagarse en todos los casos. Suele pagarse cuando se trata de obra nueva y normalmente recae sobre el constructor por lo que no debes preocuparte por él.

Si necesitas más información sobre impuestos que gravan la venta de una vivienda, contacta con nosotros y te asesoraremos y acompañaremos en todo el proceso.

¿Quieres vender o alquilar una casa?

Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.