La nuda propiedad consiste en vender la propiedad de una vivienda, manteniendo el usufructo, es decir, pudiendo permanecer en ella a cambio de una Renta vitalicia. A grandes rasgos sería como obtener una segunda pensión de por vida a cambio de renunciar a la propiedad de tu vivienda cuando fallezcas. Para que entiendas bien este concepto y puedas valorar si cubre tus necesidades, en este artículo vamos a explicarte los derechos y obligaciones del nudo propietario.

Derechos y obligaciones del nudo propietario

El nudo propietario es un modelo de compra venta inmobiliaria que está recogido en el código civil, por lo que cuenta con todas las garantías legales. Asimismo, es una opción más económica para los compradores, cada vez más común entre pensionistas que buscan mejorar su calidad de vida mientras vivan y no pueden asumir los costes de su vivienda.

Derechos y obligaciones del nudo propietario

Como ya hemos mencionado, en el caso de vender la nuda propiedad de su vivienda, el propietario inicial mantiene el usufructo de la misma de forma vitalicia, lo que significa que puede seguir viviendo en su casa mientras viva. En este sentido, aunque continúe viviendo en la casa, ésta ya no es de su propiedad, sino del nuevo comprador, por lo que será este quién pagará los impuestos relacionados con la misma.

Así, a cambio de la nuda propiedad de su vivienda, el propietario original no solo obtiene una pensión vitalicia y conserva su derecho de vivir en la vivienda, sino que se ahorra gastos como el IBI, o los gastos de comunidad de vecinos, que pasan a ser obligación del nuevo propietario.

El usufructuario está protegido por la Ley Hipotecaria y por Código Civil. Así, el nudo propietario adquiere una serie de obligaciones adicionales que debe cumplir mientras el usufructuario viva:

  • Debe comprometerse a no realizar modificaciones ni alteraciones de la vivienda que perjudiquen el derecho del usufructuario.
  • En el caso de que el nudo propietario pida una hipoteca, las condiciones de la misma no pueden afectar en absoluto al usufructuario.
  • Tiene la obligación de cubrir las reparaciones extraordinarias que sean necesarias a lo largo del usufructo de la vivienda.

En el caso del usufructuario, solo tiene que pagar los suministros de agua, luz y gas, entre otros, es decir, su consumo diario en el hogar.

Contrato de renta vitalicia

La venta de la nuda propiedad o, lo que es lo mismo, la venta de una vivienda a cambio de una renta vitalicia de por vida, cuenta con todas las garantías legales, se firma ante notario y protege al vendedor mientras viva. Es una opción cada vez más común entre aquellas personas que tienen una vivienda en propiedad pero no pueden asumir los gastos, por lo que deciden ceder su casa para obtener unos ingresos que mejoren su calidad de vida, conservando el derecho de vivir en su propio hogar hasta su fallecimiento.

Si estás planteándote esta opción de venta y tienes dudas, contacta con nosotros y te asesoraremos y acompañaremos en todo el proceso.

¿Quieres vender o alquilar una casa?

Comunícate con nosotros al 689 92 20 08 o, si prefieres, regístrate para contactarte.

    Deja un comentario

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.