Cada vez más son arrendadores los que nos preguntan sobre la posibilidad de alquilar su vivienda a través de un contrato de arrendamiento verbal. ¿Lo conoces? En este artículo vamos a darte todos los detalles. 

rentabilizar el alquiler de una casa

Descarga la guía gratis para rentabilizar en el alquiler de tu casa

    Si prefieres, te llamamos para brindarte más información, sin compromiso

    Responsable del tratamiento: WeGet Solutions S.L. Finalidad: Poder disfrutar de los materiales que pone a disposición WeGet a todo aquel que se encuentre interesado. Ejercicio de derechos: Podrá ejercer sus derechos en materia de protección de datos, en los términos establecidos por la normativa, a la siguiente dirección: dpd@wegetinmobiliaria.com. Para más información sobre el tratamiento de sus datos acceda al apartado "Política de privacidad".

    Lo cierto es que el artículo 1547 del Código Civil sí reconoce el contrato de arrendamiento legal, reconociendo la posibilidad de utilizar a la hora de alquilar un inmueble, aunque lo más habitual es que los contratos de arrendamiento se hagan por escrito. 

    En este sentido, optar por el contrato de alquiler escrito evita malentendidos futuros ya que todas las cláusulas aparecen por escrito. Sin embargo, el contrato de alquiler verbal es legalmente válido. 

    ¿Es conveniente optar por un contrato de arrendamiento verbal?

    Es habitual que durante el proceso de firma del contrato de arrendamiento surjan algunas cuestiones que es preciso solucionar antes de formalizar el contrato como por ejemplo, la reparación de elementos estructurales de la vivienda, electrodomésticos, posibles siniestros, impagos o cualquier otro aspecto que es mejor que queden por escrito para garantizar su cumplimiento. 

    Por ello, a no ser que propietario e inquilino tengan una relación de confianza previa, no es aconsejable recurrir al contrato de arrendamiento verbal. 

    Esto se debe a que en los contratos verbales no existe documento al que recurrir cuando es necesario resolver algún conflicto que pueda surgir. En el caso de los contratos de alquiler verbal todo queda en manos del inquilino y el propietario y su capacidad de acuerdo, lo que nunca es tan sencillo como puede parecer ya que en caso de posterior conflicto, solo la justicia podrá determinar quién asume la responsabilidad del asunto en cuestión.

    ¿Y si existe impago en un contrato de alquiler verbal?

    Si el inquilino deja de pagar la cuota de alquiler cuando el contrato es verbal y no existe documento firmado, la situación puede suponer un problema si se alarga y es necesario optar por un proceso judicial de desahucio, ya que al inicio de este tipo de procesos es necesario presentar pruebas de lo que ocurre y el contrato verbal no supone ninguna prueba, ni siquiera puede se demostrar que exista acuerdo de alquiler. 

    ¿Sigues teniendo dudas? Contacta con nosotros y te ayudaremos en todos los trámites de alquiler

    ¿Necesitas ayuda con las gestiones de tu vivienda?

    Estamos listos para ayudarte en cualquier gestión inmobiliaria. Llámanos al 689 922 008, si prefieres, regístrate para contactarte.

      Responsable del tratamiento: WeGet Solutions S.L. Finalidad: Poder solicitar que nos pongamos en contacto con usted vía online o telefónica en el caso que nos lo indique. Ejercicio de derechos: Podrá ejercer sus derechos en materia de protección de datos, en los términos establecidos por la normativa, a la siguiente dirección: dpd@wegetinmobiliaria.com. Para más información sobre el tratamiento de sus datos acceda al apartado: “Política de privacidad”

      Deja un comentario

      Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

      El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.