Igual que las personas necesitamos el DNI o pasaporte para identificarnos y facilitar los trámites de la vida diaria, sucede lo mismo con los inmuebles: Debemos identificar la vivienda.

Es necesario que cada casa, que forme parte o no de una comunidad, tenga un número asociado identificativo que sea único e intransferible. En el caso de las viviendas, existen dos organismos públicos que se ocupan de definir cada una con un número propio, pero a su vez cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes. A la hora de vender tu vivienda, hay que tener en cuenta las discrepancias entre el Registro de la Propiedad y la Dirección General del Catastro, y por tanto cada una de ellas tiene su propia forma de definir un inmueble. En este artículo te contamos cómo se identifica la vivienda de la mano de nuestro equipo de expertos de WeGet Inmobiliaria

¿Cuánto vale tu casa?

Diferencias entre el Registro de la Propiedad y la Dirección General del Catastro

El Registro de la Propiedad es un tipo de registro inmobiliario no obligatorio pero a la vez útil porque sirve para que el propietario reciba protección jurídica en caso de tener problemas con terceros. El Registro de la Propiedad utiliza dos vías para definir los inmuebles, el IDUFIR o C.R.U. y los Datos Registrales. Ambas las podemos encontrar en el documento que facilita el Registro de la Propiedad sobre la situación de un inmueble, la nota simple informativa.

En cambio, la Dirección General del Catastro es un registro administrativo dependiente del Ministerio de Hacienda en el que se describen los bienes inmuebles rústicos, urbanos y de características especiales. Está regulado por el Texto Refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario. La inscripción es obligatoria y gratuita, características que lo diferencian del Registro de la Propiedad. En su caso el Catastro utiliza la Referencia Catastral como forma de identificar los inmuebles y la podemos encontrar en la Hoja Catastral que facilita el catastro para ver las características de un inmueble.

Identifica la vivienda: ¿IDUFIR o C.R.U.?

IDUFIR (Identificador Único de Fincas Registrales) o C.R.U. (Código Registral Único), se trata de un código numérico de 14 dígitos caracterizado por su exclusividad e invariabilidad. Es un número único para cada vivienda e independiente de la localización del mismo, por lo que sólo hay uno por cada inmueble en todos los inmuebles del territorio nacional. Gracias a estos identificadores se puede garantizar una localización exacta de cada propiedad, aunque debido a que no hace demasiado tiempo que se implantó, es posible que no todas las fincas y propiedades tengan registradas su propio IDUFIR.

Si no conoces cual es el que corresponde con tu propiedad, podrás obtenerlo de forma sencilla en el Registro de la Propiedad, como hemos comentando solicitando la nota simple informativa del inmueble.

Datos registrales de la vivienda

Otro de los identificadores que utiliza el Registro de la Propiedad para definir un inmueble son los datos registrales. Se divide en los siguientes parámetros:

Registro de la Propiedas nº… del Municipio al que corresponda la vivienda (no donde esté situada, sino donde se encuentre el Registro que corresponda la identificación de esta vivienda), la Finca nº…, el Libro nº…, Tomo nº… y Folio.

Además en los datos registrales aparece otro término que es la inscripción nº… en este caso la inscripción no varía la vivienda, sino que nos define las modificaciones que ha habido en el Registro de la Propiedad sobre esta vivienda. Este identificador es único en su propio Registro de la Propiedad, pero cada Registro tiene unos datos iguales para inmuebles distintos.

La referencia catastral

Identificador utilizado por el catastro es obligatorio y de carácter oficial, en este caso lo que nos proporciona es seguridad a la hora de la realización de transacciones inmobiliarias. Por lo tanto, cada vivienda cuenta con un código que nos sirve para localizar los inmuebles de forma rápida y efectiva. Se trata de un identificador de 20 dígitos alfanuméricos único para cada inmueble, pero no todos los inmuebles cuentan con uno.

En definitiva, hemos podido ver los diferentes tipos de identificación de inmuebles según sus respectivos organismos (el Registro de la Propiedad para los dos primeros y la Dirección General del Catastro para el último). Son muy diferentes y tienen funciones totalmente distintas. Aún así, hay mecanismos que se han puesto en marcha para coordinar estos dos organismos y así hacer coincidir de la mejor manera posible la realidad registral y la catastral y simplificar con ello procesos.

En WeGet Inmobiliaria tenemos una dilatada experiencia en todos los trámites que conlleva la venta de tu vivienda y podemos ayudarte a solicitar de la nota simple de tu vivienda o incluso hacerlo nosotros mismos para facilitarte el proceso, así como a obtener toda la documentación necesaria para la venta.

Si hay algún tema que quieras que tratemos dentro del sector inmobiliario déjanos un comentario y nos pondremos manos a la obra.

Te regalamos nuestra Guía para vender tu casa

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.