La compraventa de una vivienda es una de las decisiones más importantes en la vida, por lo que es esencial tenerlo todo bien asegurado. Es tan importante haber fijado las condiciones económicas como que la vivienda que se compra o que se vende está en las condiciones adecuadas para evitar sorpresas desagradables. Por ello, hay una serie de trámites a realizar para garantizar que todo está según la normativa vigente y uno de esos trámites es comprobar que el edificio está en regla con la ITE. En este artículo te contamos qué y cómo afecta a la compra y venta de una vivienda.

Valoramos tu casa gratis

¿Qué es la ITE de edificios?

La Inspección Técnica de Edificios es un control técnico al que deben someterse cada cierto tiempo los edificios en algunas ciudades del territorio nacional. En pocas palabras, es un tipo de mantenimiento legal preventivo, por el cual se somete periódicamente a los edificios a la revisión de una serie de elementos que afectan a la seguridad del inmueble y de las personas que lo habitan. Está regulada por el Real Decreto-ley 8/2011 de 1 de julio y por las distintas Ordenanzas Municipales, que determinan las condiciones para las inspecciones.

¿Qué analiza la ITE?

Es realizado por un técnico especializado y homologado para ello (Arquitectos, Arquitectos Técnicos, Aparejadores e Ingenieros de Edificación). Durante el examen del inmueble, el técnico autorizado debe revisar:

  • Las redes generales de fontanería y saneamiento.
  • El estado de la estructura y la cimentación
  • Las fachadas interiores, exteriores y medianeras.
  • Los elementos de accesibilidad.
  • Las cornisas, los salientes, los vuelos y los elementos ornamentales.
  • Las cubiertas y las azoteas.

¿Qué edificios tienen que realizar la ITE?

Todos los inmuebles de entre 30 y 50 años de antigüedad (según el municipio) deben pasar la Inspección Técnica de Edificios. Esto incluye edificios, chalets, pisos o cualquier otro tipo de construcción. Según los resultados de la primera ITE, las siguientes deberán hacerse cada 3, 6 o 10 años.

¿Cada cuánto se tiene que realizar la ITE?

Hay que tener en cuenta que el objetivo de una ITE no es ésta misma, sino la obtención del Certificado de Aptitud, es decir, el informe y el resultado de la ITE, generarán dicho Certificado en todos los casos, sea la ITE FAVORABLE o NO.

Eso sí, dependiendo del resultado de la ITE, el Certificado de Aptitud será válido entre 0 y 10 años, en algunos casos con revisiones periódicas, según indique el técnico en el momento de entregar la ITE. Según el tipo de deficiencias resulta:

  • Leves o sin deficiencias: se da un plazo de 10 años para realizar la siguiente ITE. El certificado de aptitud se emite como «apto». La ITE resulta FAVORABLE.
  • Importantes: se da un plazo de 6 años para rehabilitar el edificio y superar la siguiente ITE. El certificado de aptitud se emite como «apto provisional». ITE DESFAVORABLE.
  • Muy graves o graves: se da un plazo de 3 años para rehabilitar el edificio y superar la siguiente ITE. El certificado de aptitud se emite como «apto cautelarmente». ITE DESFAVORABLE.

¿Cuánto cuesta la ITE y quién la paga?

Hoy en día existen muchas opciones para realizar la ITE. Hay desde las más baratas que rondan los 100€, hasta empresas con tarifas en torno a los 1000€. El precio medio de una Inspección Técnica de Edificios es de unos 500€, aunque el tamaño de la finca y del inmueble y la dificultad para analizar ciertos apartados del informe pueden encarecer el proceso.

Multas por no pasar la ITE

No cumplir los plazos estipulados para la presentación de la ITE puede conllevar sanciones, que como en los casos anteriores dependerán de las ordenanzas municipales de cada Ayuntamiento, pero que podrían llegar a los 6000€, según consecutivas multas coercitivas de 1000, 2000 y 3000€. Si después de dichas multas el propietario sigue sin realizar la ITE, el Ayuntamiento realizará una ITE de oficio a cuenta del propietario del edificio.

¿Cómo afecta a la compraventa de una casa?

Lo primero que se valora al comprar una vivienda es el estado en el que se encuentra, si tiene luz, etc. Es muy importante como vendedor enseñar el certificado de la ITE, ya que el comprador puede utilizar este aspecto como arma a su favor en la negociación del precio final para comprar la casa por menos dinero. Además, salvo las excepciones comentadas anteriormente, es un requisito fundamental presentarlo ante el notario si se quiere tramitar la escritura pública de compraventa. Sin olvidar que el comprador puede echarse para atrás en la decisión de compra porque al precio final de la vivienda habría que añadirle una carga extra para obtener el certificado de idoneidad.

No tener la ITE puede suponer ser sancionado por la administración en el futuro. Los bancos pueden rehusarse a facilitar la hipoteca al comprador o incluso disminuir el valor de la tasación en caso sea desfavorable y haya que realizar obras para sanear el edificio.

En WeGet Inmobiliaria contamos con un estudio de arquitectura asociado con una dilatada experiencia en realización de ITE´s que pueden solucionar cualquier problema que te acontezca a ti o a tu comunidad de propietarios durante el proceso. Contacta con nosotros.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.